Ling Ling Restaurante

Luminarios Decorativos

No hay visitante o comensal que se asombre ante el magnífico vestíbulo que los recibe en Ling Ling restaurante, es inevitable alzar la mirada y girar 360 grados para intentar descubrir qué y cómo se ilumina ese plafón que parece levitar sobre nosotros. 

La iluminación que se logró en este nuevo spot de la torre Chapultepec 1 crea y ofrece un ambiente perfecto para una experiencia gastronómica inolvidable. El proyecto estuvo a cargo de uno de los despachos de arquitectura más importantes del país, una de sus directoras de interiorismo, la arquitecta Fernanda Patiño, puso en manos de una empresa mexicana de luminarias decorativas el reto de crear los luminarios decorativos que formaron parte de la ambientación que se pretendía lograr.  

En el piso 56 se localiza este restaurante en donde se colocaron 2 luminarios monumentales. El primero, un plafón que da la bienvenida a los comensales en el vestíbulo y el segundo un candil de 5 metros que está suspendido sobre la mejor mesa de la terraza, desde donde se puede tener una vista panorámica de la ciudad. El plafón de casi treinta metros cuadrados requirió 14,400 metros de fibra de henequén deshilado, una serie de lámparas de luz led con atenuación cálida revestidas en distintos diámetros con una estructura de fierro pintado a las cuales se les colocó una protección térmica anti-flama, dichas lámparas formaron la estructura principal de este gran luminario. Una vez en el sitio, las manos de expertos artesanos tejieron y dieron forma a la gran nube de luz que parece flotar y saluda a los comensales del lugar. El candil es un conjunto de 25 capelos de papel orgánico que fabricaron artistas plásticos oaxaqueños, se colocaron de manera suspendida a lo largo de 6 ejes verticales o péndulos. Las lámparas de tecnología led elegidas hacen resaltar la textura de las fibras naturales, al mismo tiempo que dan remate a la doble altura de la imponente terraza que se abre a la gran marea de luces del horizonte de la avenida más importante de México. 

El desarrollo de los luminarios llevó un tiempo de investigación de materiales naturales que cumplieron con la referencia plástica que buscaban los arquitectos. En la fábrica se experimentaron con distintas fibras, hasta que lograron crear la estructura y tejido adecuados al proyecto. Fueron treinta y cinco personas las que intervinieron en la fabricación e instalación del plafón y del candil. Una vez aceptados los prototipos, el equipo de trabajadores técnicos y artesanos requirió de cuatro semanas intensas de producción para poder fabricar e instalar estas piezas. 

Con la experiencia que dan dieciséis años de trabajo, Mónica Bárcena Mastretta, directora de ulalight, se dio a la tarea de conjuntar elementos y al equipo de colaboradores que lograron traducir la idea creativa de los arquitectos en artefactos icónicos que coronan el diseño y decoración del restaurante; siempre contemplando los detalles técnicos que el diseño iluminación exigía. Me comentó en la visita que para ella es muy importante que sus productos siempre exalten la calidad y creatividad de las manos mexicanas, para ello buscan procesos y materiales con los que logran evocar instantes de luz con forma y función adecuadas a cada proyecto.  

El resultado de la iluminación y proyecto de Ling Ling restaurante es una muestra de lo que se puede obtener con un esquema de colaboración interdisciplinaria en donde todos los expertos involucrados ponen el ingrediente y sabiduría necesarios para culminar con éxito este tipo de retos. 

Créditos del Proyecto

Diseño de Luminarios : Luminarios Decorativos ulalight 
Cliente: Hakkasan Group México
Interiorismo: Sordo Madaleno Architects
Lighting: Luz en arquitectura
Ubicación: Ciudad de México
Colaboradores:
Edgar Jiménez, KA iluminación, equipo técnico ulalight.
Año: 2021
Fotografía:
Miguel Calanchini  @miguelcalanchini