GREEN GRASS CONDESA

FACI LEBOREIRO

Greengrass ha servido ensaladas en la Ciudad de México desde 2007, inaugurando su primer local en la Colonia Condesa. Después de 13 años decide transformar su concepto, alineándolo con sus valores de bienestar, frescura y autenticidad que se plasman en este nuevo espacio diseñado por Faci Leboreiro, donde más que diseñar un proyecto arquitectónico, se creó un estilo de vida.

Hoy en día un comensal tiene expectativas que van más allá de un restaurante tradicional, donde los espacios comunican la esencia de la marca y crean una experiencia integral, que va además del diseño, hacia la comunidad y el bienestar. Por esta razón el proyecto de Greengrass requirió una comunicación muy estrecha con la marca, donde tuvimos que conocer a fondo su producto y filosofía, para lograr entender cómo comunicarlo a través del interiorismo.

 Como punto de partida se creó una paleta de materiales locales- como si de una ensalada se tratara – que representa la frescura y el origen auténtico del producto, a través de granito grissal, madera de encino, piedra caliza y colores blancos, que realzan los aspectos arquitectónicos del local, como son los arcos de la fachada y la doble altura en el interior.

 Al entrar al local recibe al visitante un amplio espacio de doble altura, donde el plafón a manera de pergolado – intercalando madera de encino y laca blanca – dirige la vista hacia la barra de ensaladas, el remate visual más importante del restaurante, donde se preparan los alimentos a la vista y gusto del cliente. Este importante elemento arquitectónico envuelve la planta baja, la cual está rodeada por la vegetación que vive en la jardinera perimetral que envuelve al local, donde se pueden encontrar hierbas aromáticas que son usadas diariamente en la cocina.

Para subir a la planta alta se diseñó una escalera escultórica en placa de acero rolada, sobre la cual descansan bloques de madera con iluminación perimetral, dando una sensación fresca y limpia que da un sentido estético al recorrido.

En planta alta se disfruta el local desde otra perspectiva, sobre todo en la barra / barandal que ve hacia la doble altura, donde el cliente se puede sentar a comer en los bancos de encino y disfrutar de la vista hacia la avenida.

Los muros blancos del restaurante fungen como un lienzo en blanco para exponer artistas locales – una propuesta de la marca de acercar a los creativos hacer comunidad, convirtiendo el local en una galería viva y cambiante.

 La iluminación fue trabajada en conjunto con Avant Group, buscando acentuar los detalles arquitectónicos del espacio por medio de una iluminación muy limpia y clara, aprovechando la transparencia del local hacia la calle y convirtiéndolo en un referente para los transeúntes.

 De esta forma, Greengrass se transformó en un proyecto donde el bienestar del comensal se puso como prioridad de diseño, recreando la frescura saludable de sus productos en este nuevo concepto, al mismo tiempo que toma en cuenta su impacto en la comunidad local y las relaciones entre personas que puede potencializar.

Créditos del Proyecto

Superficie: 200 m2.
Arquitectura e Interiorismo:  Faci Leboreiro.
Colaboración: TDDA – Taller David Dana
Iluminación: Avant Group.
Branding: Anagrama.
Ubicación: Ciudad de México.
Fotografía: Onnis Luque
Fecha: 2020